Selecciona Tus Preferencias de Cookies

Utilizamos cookies y herramientas similares para mejorar tu experiencia de compra, prestar nuestros servicios, entender cómo los utilizas para poder mejorarlos, y para mostrarte anuncios, incluidos anuncios basados en tus intereses. Terceros autorizados también utilizan estas herramientas en relación con los anuncios que mostramos. Si no quieres aceptar todas las cookies o quieres saber más acerca de cómo usamos las cookies, haz clic en "Personalizar cookies".

Personalizar cookies

Opinión del cliente

TOP 1000 COMENTARISTAS
Revisado en España el 1 de diciembre de 2020
 Cuando se hace una opinión (y a mí me gusta hacer de casi todo lo que compro), hay que poner las cosas en contexto para darle al lector la posibilidad de sacar conclusiones por sí solo (porque no hay verdades absolutas).

Dicho esto, voy a empezar. Tengo en casa una Roomba de gama media-alta (serie 7, creo recordar) desde hace 4 años. Hay que reconocer que me costó bastante pero es un buen aparato, con un rendimiento muy alto: por donde pasa, no queda rastro de polvo ni suciedad.

En plena pandemia, y dado que tanto mi pareja como yo vamos muy cargados de trabajo, pensamos que una Conga “sencilla” que complementara (importante) la excelente faena de la Roomba era una muy buena opción para poder tener un suelo con un extra de limpieza, ahora que cada vez que sales a la calle parece que te tengas que traer “al bicho” (CV) a casa…

Y así lo hicimos. Compramos esta Conga aprovechando, además, que estaba de oferta. La idea era que tras el paseo de la Roomba aspirando todo, luego la Conga limpiara el suelo recién aspirado. Es muy importante tener en cuenta que la Conga limpia, pero NO desinfecta. Digo eso porque, ayer y hoy, no hay nada mejor para desinfectar que un cubo con agua y lejía / Sanytol/ oxígeno activo (además, recordemos que pasar la fregona es una de las tareas más rápidas que hay en el hogar).

Según el fabricante, en el depósito de Conga (pequeño, pero suficiente para pisos de 80-90 metros cuadrados) se pueden añadir productos de limpieza que no sean corrosivos. Yo pongo una o dos gotas (contadas) de oxígeno activo, para mí un producto indispensable, sobre todo para los que tenemos amiguetes peludos en casa.

La Conga 1790 hace su trabajo. Se defiende más o menos bien y ves claramente cómo repasa las zonas que está limpiando para un buen acabado. Friega con el programa que le indiques (con mayor o menos profundidad), y el suelo, siempre y cuando esté limpio de polvo, queda bastante limpio.

Por el contrario, la función aspirado es muy pobre. Lo sé porque lo he comprobado pasando la Roomba después del aspirado de Conga y la primera aun saca suciedad donde la segunda ya ha acabado. Son incomparables.

Por otra parte, un problema para mí bastante incómodo: los programas de fregado solo funcionan desde la app y, desde que la tenemos, la app y la Conga ya se han desvinculado una vez sin motivo aparente. Si no usas la app, la Conga tiene un botón que solo permite aspirar.

Por último, destacaría en positivo su poco ruido y su peso ligero; no obstante, le falta una asa que, al igual que pasa con Roomba, te permita moverla con facilidad.

¿Repetiría la compra? Seguramente no. Aunque para pisos no muy grandes donde, además, preferiblemente, no haya animales, puede ser una buena opción para mantener el suelo limpio (fregar a fondo sigue siendo, para mí, responsabilidad de las fregonas).

Espero que os sirva mi opinión para decidir en vuestra compra. Si os ha parecido interesante, un click al botón “útil” me motiva a seguir escribiendo. ¡Gracias!
A 1.618 personas les ha parecido esto útil
Informar de un abuso Permalink

Detalles del producto

3,9 de 5 estrellas
3,9 de 5
3.476 valoraciones globales